El universo paralelo de las sensaciones

Amor,enamorada,

Cerró los ojos y apagó el universo.

Ella acostumbraba a crearlos; afines, sensuales y bellos; para eso eran sus sueños quienes los alimentaban. Llegaba a sentir que el mundo propio, el real, el obligado, dejaba sus garras replegadas y daba paso gustoso a esos que le erizaban la piel cada vez que tenía oportunidad de evadirse de él.

Desde niña frecuentaba esos lapsus, como quimeras que no por ser imaginarias, dejaban de ser reales. Su piel, su corazón y su mente podían dar fe de que hallaba tanta o más felicidad en ellos que en cualquier otro universo físico, palpable.
Ya no era una niña y casi se había olvidado de hacerlo, aunque de vez en cuando, arrastrada por acontecimientos siempre inesperados. Su piel volvía a sentir la electricidad y la vibración que causan las emociones vividas tan dentro de sí. Su corazón volvía a latir con la fuerza y la rapidez que proporciona el mejor café o el hecho de sentirse enamorada.

En sus universos, no existe el temor jamás, ni las deudas, porque allí nadie debe nada.Ni explicaciones, ni protocolos ni otra desnudez que la deseada. En esos momentos sentirse desnuda no le hace sentirse débil, al contrario, su fuerza de mujer encauza las sensaciones más vívidas y capaces de colmar de ilusión su vida, ya plena, en la medida en que el mundo real es capaz de llenar el de los sentimientos.

Cierra los ojos y no se apaga el universo.

El miedo le asalta. No es la primera vez que el universo de sus sensaciones da el paso y se incorpora al real. Ya le había ocurrido en otras ocasiones y la confusión y a veces el dolor acababan con la paz de una vida completa.
El mayor placer de crear los universos propios es poder apagarlos cerrando los ojos, y el mayor peligro que se conviertan en reales.
Se repite desesperada,si tengo miedo ¿grito tu nombre? ¿Cierro los ojos y me olvido de todo? Sabe que, a pesar de que piel y corazón desean que se convierta en realidad no ha de ser.

Está enamorada. Todos sabemos que no existe estado más feliz para el ser humano. El amor efímero y liviano de los universos alimentados de sueños. No por ello menos sensitivos o a flor de piel pero derrotables por la fortaleza de la realidad.
Su conciencia le dice que ha de apagar el universo en llamas sobrevenido, y su corazón le pide un poquito más.

Ahora, cierra los ojos y quiere gozar más de la ilusión casi infantil que la abrasa.

Está enamorada, cerrará los ojos y apagará el universo, pero ¿por qué no? los escalofríos que le recorren la espalda tampoco quieren remitir.

Cerrará los ojos y apagará el universo.

Esta entrada fue publicada en Cuentos y relatos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a El universo paralelo de las sensaciones

  1. Geminiana dijo:

    ¿Qué sería de nosotros si no soñáramos la felicidad absoluta? Porque… si no la recreamoss en sueños, cómo la íbamos a reconocer si no cuando se acerca?
    ¡Cómo me gusta leerte cuando nos apagas el universo y, de repente, nos traes unicornios!
    Un abrazo Juan, da gusto.

  2. Javier dijo:

    Muchas felicidades, Juan, por tu artículo.

  3. Nati. dijo:

    Me gusta mucho este lado tierno que tienes y poco muestras.
    El amor, el enamoramiento, bellas y dulces palabras, lo único que vale la pena en esta vida, y cada menos se apuesta por el.
    Buena descripción de el, y acertados los motivos por los cuales la gente rehuye, miedo al fracaso, miedo al dolor, al compromiso, egoísmo, pereza.
    Felicidades, me ha gustado mucho, saludos.

  4. Eva dijo:

    Enhorabuena por estas palabras tan llenas de sentimiento y a la vez tan gran verdad, en estos tiempos es raro que alguien hable así del amor, pero tú lo has hecho sin miedo y sin tapujos.
    Tenías razón, me ha encantado.
    Un abrazo muy grande y sigue así

  5. Pocas veces me dejo ir a esos sentimientos ilusionantes, pero, cuando me relajo y me digo que los merezco, regreso a años en que caminar era ir a ciegas. Está bien recordarlos, no todo debe ser la realidad fría y enrabietada.

  6. Trobsky dijo:

    El amor es esa clase de sexo con música, unas veces alegre y otras muchas veces la música se torna lenta y amarga, el enamoramiento no conoce obligación, no se limita a la respuesta, en ocasiones no hay respuesta…, no obedece a ningún paralelismo, es solo eso, la sensación de querer darte, de entregarte a alguien sin limitaciones, es como una turba que te atrapa y no deja que el cerebro piense con claridad, es algo así como una gripe nostálgica.
    Las mejores letras se escribieron desde el desamor o amor no correspondido, las buenas historias de enamoramiento resultan dulzonas
    Es una sensación única, la sensación menos egoísta que existe y por tanto la más altruista.

    Que estarás haciendo mientras yo te echo tanto de menos….
    Cuando vengas, espérame tal y como soy, no como imaginas….

    Me ha encantado, un abrazo
    Trobsky

  7. Almudena dijo:

    🙂 Me hubiera gustado poner “Me gusta”, pero no sé como se hace…

  8. Sensibilidad, empatía y emociones.
    Leerlo ha sido una agradable sorpresa y comprobar que tras una dura caparazón se oculta un bello y cálido corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s