Clinclinclinclok oferta al Vaticano la nueva campaña publicitaria para misiones y sacerdocios de lujo.

El ansia de Clinclinclinclok por cruzar fronteras no tiene precio y suponiendo que, dado el afán conversor y apostólico del Gran Vaticano, necesitarán misioneros de otra “pasta”, ya que los que hay se pensarán eso de seguir, dado el sapo que han de tragar con las palabras de Rouco sobre el reparto de condones en África, hemos preparado un cartel  para presentarlo a concurso si este se produce. Conociendo el cariño que nos tenéis os lo presentamos en primicia a los blogueros amigos.

Queremos informar a los delegados vaticanos de que disponemos de versiones del cartel mas adecuadas a la captación de sacerdotes capitalinos con fotos de niños caucásicos en el seno de felices familias.

Esta entrada fue publicada en Humor diseñado. y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s