El duelo. Las sociedades del duelo.

He leido un artículo en Novelda Digital de Rosa Maria Rizo y me ha hecho pensar. En el disecciona el duelo, las causas y consecuencias psicologicas del duelo, y acaba concretando que si se alrga en el tiempo, si se cronifica necesita ayuda profesional para curar. Pues eso, me ha hecho pensar y esto es lo que ha salido.

Que crudo  es conocer los misterios. Lees un articulo como este y, además de aprender se te desmontan mitos y miedos.  Digo que es crudo por dos razones bien distintas. Una por lo que tiene de desilusión infantil, del niño que todos somos, por el hecho de perder un misterio como tal para pragmatizarlo y convertirlo en un hecho, solo pensemos en como se nos sobrecoge el corazón cuando vemos el dolor reflejado en la cara de un doliente. Otra por el sentido social que ha tenido este ¿sentimiento? en concreto. El duelo.

Todos los que rozamos una edad cruenta ya, tenemos en mente a esa multitud de Sras ataviadas con fundas negras pululando a nuestro alrededor con el fin de demostrar a todos, especialmente a la clase educadora y dominante del momento, cuan grande era su duelo por la perdida de un ser querido, generalmente de un esposo, trajes negros de por vida para impedir que otro sujeto se acercase pensando que era una mujer frívola. Para ayudar a estipular un precio en sacrificio que permitiera sustituir la perdida a cambio de una vida feliz junto a otro ser humano.

Si, atendiendo al articulo de Rosa Maria, establecemos que el duelo cronificado es una enfermedad, cabría la posibilidad de que esas señoras estuviesen enfermas.

Pero no lo estaban, su sentimiento había pasado, la que estaba enferma era la sociedad que, pervertida por ideas atrasadas, fanáticas  y represoras establecía su propio modelo, tanto en la vestimenta como en las costumbres, para aplastar las felicidades individuales de las personas que la componían.

Me pregunto yo como se llaman los profesionales que se ocupan de curar a las sociedades enfermas de duelo, que, aunque ya no dominen España, siguen estando enfermas.

¡No me digáis que no existen por Dios!

El artículo.

http://www.noveldadigital.es/noticia.php?n=8526

Esta entrada fue publicada en Opinion, política.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s