¡Y por fin podremos follar!

Besémonos en el mundo y en el culo de este.

Si señor, lo ha dicho el Papa.

Ya se que ud lo hacía, y tu, ¡y todos coño! Hasta el tipo ese calvo que va a misa todos los domingos con su corbata y su señora vestida para ser la mamá de la “Nancy”. En realidad aquí no tiene mucha importancia, porque nadie le hace demasiado caso a los abueletes disfrazados que viven en su propio mundo, encima un mundo en el que el fornicio provoca movimientos espasmódicos de manos a la altura de la cara haciendo cruces. En este mundo, los movimientos son verticales u horizontales y a la altura de la entrepierna y, la verdad sea dicha, un mundo poco tiene que ver con el otro.

El Papa lo ha dicho. “Se puede usar condón”. No arderemos en el infierno por toda la eternidad por culpa del latex,. Eso sí, si lo usas con tu mujer sí, ahí sí te quemaras, y sufrirás torturas eternas. Tienes que usarlo con putas o con enfermas de SIDA. De esa manera no hay problema, son casos especiales, lo ha dicho el Papa.

Hasta el Sr. calvo de la misa habrá esbozado una sonrisa al leer en la prensa la noticia. A los que no les habrá hecho mucha gracia será a esos sacerdotes de las misiones que dejaron de recibir los condones en sus precarios centros de salud en África y América Latina. A esos hombres de Dios les debe costar mucho escuchar al del disfraz  desdecirse después de causar esos millones de muertos y quedarse tan tranquilo. Esos católicos que habrán llorado las muertes de montones de niños, de SIDA, a los que vieron nacer, crecer y morir en menos de lo que da oliva un acebuche, en el mismo tiempo que pasa entre que  su sobrino español nace y se quita los pañales.

Desde luego, lo ha dicho el papa, y el sagrado sacramento de la penitencia o confesión ya le habrá dado el perdón de Dios por todos esos inocentes muertos, ¿Homicidio involuntario? ¿Involuntario?, en fin, doctores tiene la iglesia.

Lo ha dicho el Papa, el Calvo sonríe, el misionero estará llorando sus muertos, pero ¿Que dirán el Opus y los Neocatecumenales de tamaña barbaridad? ¿Usar condón? ¿Dar rienda suelta a los instintos pecadores y salvajes?

No se yo, pero aunque lo haya dicho el Papa, aunque el católico común ande de sonrisa en sonrisa sin querer saber demasiado de los renglones torcidos de su iglesia, el Sr de disfraz, el Papa, se está metiendo en otro berenjenal, y es que es inevitable, si llueve hay barro. Y este señor no sale del pantanal.

Desde el mundo real

Clin.

Y la ley por una muerte digna, que eso es otra cosa.

Esta entrada fue publicada en Opinion, política. y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s